Camino de Santiago en cinco etapas

Camino de Santiago en cinco etapas: Ruta espiritual y mundana de unos peregrinos seniors

Portada / Destinos

Este artículo sobre el Camino de Santiago en cinco etapas sumariza, a modo de bitácora diaria, la ruta espiritual y mundana de unos peregrinos seniors muy especiales: Mis padres, que decidieron emprender este bonito viaje por tierras gallegas durante cinco intensas jornadas.

Me consta que estuvieron entrenando durante varias semanas por las empinadas cuestas y caminos rurales de los campos de nuestro querido pueblo, Frigiliana (Málaga).

El siguiente texto, por tanto, lo fue escribiendo mi madre durante su peregrinaje hacia Santiago, y que realizó junto a mi padre y otra pareja de amigos. Y debo confesar que, aunque yo personalmente no lo he hecho, me lo estoy planteando mucho tras leer sus pensamientos.

Sin más, te animo a leerlo a continuación.

*Nota: Las fotografías no aparecen en orden*.

Quizá te intereseTodas nuestras guías de viaje

Camino de Santiago en cinco etapas

Primera etapa: Sarria-Portomarín, 21.2km

En este primer día he comprendido el sentido del Camino, que aunque lo empieces sólo en la primera curva del sendero te sientes acompañado y entre amigos: No importa de qué sitio seas; ahí están los demás para que te hagas sentir parte de esta aventura indescriptible.

Aunque notes cansancio o dolor, siempre te queda un rinconcito de tu cuerpo para darlo todo por todos.

El Camino desde Sarria hasta Portomarín es espectacular: Senderos entre árboles enormes, helechos, de vez en cuando un pequeño arroyo, vacas y cabras autóctonas…

Cuando ya se ve el pueblo, hay una bifurcación en el camino con dos indicaciones. Hay una de ellas (la que no marca el camino histórico), que si estás mal de las piernas o no acostumbrado a pasar por lugares abruptos te encontrarás con una cuesta empinada y horadada con el paso del tiempo, de la lluvia y de los peregrinos.

Hemos visto personas a gatas y con miedo pasando por ahí. Para mi fue nada, tan solo me recordó los viejos caminos que nos llevaban a nuestros campos cuando éramos niños.

Antes de llegar, hay una parada obligatoria para tocar la campana y una foto. Después se atraviesa un largo puente sobre el río Miño, el cual llevaba poca agua.

Cuando llegamos a Portomarín, lo último que esperas es subir una enorme escalera para entrar al pueblo, pero la subes con paciencia y alguna foto más.

Dónde tomar algo y dormir en Portomarín

Almorzamos en el Albergue Casa Cruz, y comimos el menú del peregrino. También nos aconsejaron Casa Pérez.

Cenamos en el Albergue Pons Minea, enfrente de las letras de Portomarín. Mikel, el camarero, un amor de muchacho, nos trató como a su familia. Pedimos agua para llevar y no quiso cobrarnos, a cada momento nos preguntaba qué tal estábamos y aunque aquello estaba lleno de peregrinos, se quedaba a cada tanto para charlar un segundo con nosotros.

Por cierto, Mikel se llamaba así por un antiguo novio de la madre, qué curioso. Y en el restaurante albergue encontramos a gente de Málaga, ¡y hasta una señora que conocíamos!

En Portomarín visitamos la iglesia del pueblo, que fue construida piedra a piedra para que no quedara bajo las aguas del Miño. 

La noche la disfrutamos: Había una orquesta en la plaza y bailamos a más no poder.

Recomendamos el hotel en que nos hospedamos, muy cómodo, la Pensión Portomiño, muy cerca de la plaza.

Camino de Santiago en cinco etapas
Camino de Santiago en cinco etapas

Segunda etapa: Portomarín-Palas de Rei, 24.1km

En el segundo día del Camino de Santiago en cinco etapas hay que salir, como siempre, muy temprano, pues el sendero está muy al descubierto y más tarde hace mucho calor, sobre todo si vas en los meses de verano. Aún así, por la noche hay que ponerse algo porque refresca mucho.

Durante esta etapa hay muchos sitios en los que parar y tomarte algo, aldeas muy pequeñas y alguna que otra fuente o pequeño riachuelo.

La mayoría del tiempo se va por carretera o por un pequeño senderito justo al lado de esta; hay que ir con cuidado porque pasan bastantes coches.

Hay gran cantidad de chinos y piedrecitas que te dejan huella en la planta de los pies, por lo menos a mí me pasó.

Dónde comer y dormir en Palas de Rei

Salimos temprano, a las 07:15h, y llegamos a Palas de Rei sobre las tres de la tarde. Comimos en la cafetería-restaurante del Albergue Castro. La comida estaba bien, pero no lo recomiendo porque el camarero no fue muy agradable: Nos trajo la cuenta y literalmente nos dijo que nos teníamos que levantar porque había mucha gente.

Nos quedamos en Casa de los Somoza, en el pueblo de Melide, a unos nueve kilómetros de Palas de Rei. Nos llevó un taxi desde allí. El lugar es precioso, con un jardín alucinante y se come de maravilla. Los dueños, Ana y su marido gaditano José, son muy encantadores y serviciales, y además tienen una pulpería en Melide.

Camino de Santiago en cinco etapas
Camino de Santiago en cinco etapas

Tercera etapa: Palas de Rei-Arzúa, 28.7km

Al principio el sendero comienza en llano y atraviesa una arboleda de ensueño con árboles altísimos cuyas ramas se entrecruzan y hacen unas bóvedas maravillosas y espectaculares.

Luego vienen las subidas largas y pronunciadas con sus bajadas y pendientes. Aunque el Camino continúa por debajo de la arboleda, de vez en cuando hay un claro, y es conveniente echarse crema protectora.

Más tarde, te encuentras un puentecito con grandes piedras sobre un pequeño arroyo que bien merece una foto. Más adelante vendrá otro, pero aquí ya podrás remojar los pies maltrechos y doloridos, lo cual se agradece mucho. La parada después no sienta tan bien: te empieza a doler todo de nuevo.

Qué comer y dónde alojarse en Arzúa

Es importante pararse en Melide en este tercer día del Camino de Santiago en cinco etapas y degustar su maravilloso pulpo a feira en A Garnacha, al principio del pueblo. El pulpo está buenísimo aunque sean las diez de la mañana.

Arzúa es muy grande. Es obligado allí probar su queso, que está buenísimo.

En cuanto al alojamiento, lo mejor es dormir en un hotel o albergue en el pueblo, pues nosotros lo teníamos en las afueras y después de la paliza de todo el día, lo único que tienes ganas es de comer, ducharte, echarte crema y descansar.

El Hotel Suiza deja mucho que desear, pues está alejado del centro y para cualquier cosa tienes que llamar al taxi (cinco euros) para evitar andar. En recepción, recuerdo, no había ni una silla para esperar mientras te atendían y había telarañas en las esquinas. Lo bueno es que ya has recorrido un kilómetro para la siguiente etapa.

Te dejamos de todos modos el enlace para que lo valores por ti mismo o puedas ver cualquier otro alojamiento en la zona.

Ese día, de hecho, tuve que ir al fisio para aliviar el cansancio de mis piernas.

Camino de Santiago en cinco etapas

Cuarta etapa: Arzúa-O Pedrouzo, 19.2km

El cuarto día del Camino de Santiago en cinco etapas nos dirigimos al sendero para comenzar nuestra aventura de otros 20 kilómetros por en medio del bosque con sus árboles centenarios. Ha sido una maravilla, porque puedes ir comiendo moras a lo largo del recorrido, pero tampoco hay que olvidarse de las zarzas.

En este tramo del Camino hay bastantes sitios para pararse e ir al baño o tomar algo. Nunca vamos solos: Hay una marea humana que va delante y aunque pienses que todo el mundo te pasa, no es así.

Seguía teniendo un dolor insoportable en las plantas de los pies y las puntas de los dedos, además de un dolor más tremendo en los gemelos y en la parte de atrás de las piernas, como si me las hubieran cosido. Te aconsejo ir a un fisio antes de hacer el Camino para prepararte.

Curiosidades de la etapa

Al pararte a descansar un poco se puede ver la continua procesión de personas de todas las edades: familias enteras, grupos de amigos, aquellos que se hacen por el Camino, padres con carritos de bebés, gente con perros…

También te encuentras alguna que otra persona con una mesita preparada con sellos del Camino a cambio de unas monedas. Algunos incluso tocan algún instrumento del lugar o cualquier artilugio sonoro. Caminar entre ese paisaje y escuchar las gaitas de fondo es muy gratificante, porque te transporta a otra época.

En el camino a O Pedrouzo, cuando estás llegando, hay que estar atento, pues hay varios accesos. Nosotros entramos por un sendero y dimos un gran rodeo buscando un sitio donde comer y descansar. Tras una caminata no apetece otra extra.

Este tramo no es difícil y el piso no es malo, aunque siempre están las dichosas puedrecitas que te martillean todo el rato los pies maltrechos. Tampoco tiene grandes desniveles, con lo cual no se hace cansado.

Para comer, recomiendo el Galaico. Si se puede reservar antes mejor, porque todo se llena muy pronto.

Nuestro hotel estaba en Lavacolla, una aldea cerca del aeropuerto. Era precioso pero caro para comer. Quizá lo mejor sea ir a la plaza del pueblo donde hay varios restaurantes.

Camino de Santiago en cinco etapas
Camino de Santiago en cinco etapas

Quinta etapa: O Pedrouzo-Santiago de Compostela, 18km

Hacia el final, el Camino de Santiago en cinco etapas sigue transcurriendo entre arroyos y arboledas. De vez en cuando surje en el horizonte un bar para tomar algo, descansar y aprovechar la parada para usar la pomada estrella de todos los peregrinos, el Fisiocrem, aunque a mi ya me haya hecho poco.

En Lavacolla encontramos buenos restaurantes con precios asequibles. Algo curioso para ver es la iglesia cuyo eje central es el cementerio.

Ya solo faltan unos diez kilómetros. Vamos casi a paso ligero, con mucho dolor en las bajadas, pero ya lo único que quieres es llegar.

La ilusión y los amigos peregrinos te dan la alegría y el impulso necesario para seguir hacia adelante y al menos llegar al Monte Do Gozo. Hay que estar atento para no perderte la foto con la estatua de los peregrinos.

Entrando a Santiago

Pero lo importante es el sentimiento que surge cuando ves las torres de la Catedral de Santiago. Aún quedando unos tres kilómetros, estas te dan la energía para andar ese último trecho del Camino.

En la entrada a Santiago hay una especie de relicario debajo de unas alegres y grandes letras de la ciudad, y donde el peregrino deja toda clase de objetos significativos del Camino. Mi amiga dejó la pulsera de su canal de Youtube y yo una pastilla de las muchas que he tomado durante estos días.

La llegada a la Catedral es muy emotiva y te llena de gozo. Pasas entre la multitud, por el túnel de los gaiteros y escuchas a los que cantan.

Ya estás en la Plaza del Obradoiro, donde se entremezclan sensaciones de cansancio extremo con la alegría del objetivo conseguido y estar cerca del apóstol.

¿Qué tiene el camino?

No puedo describirlo con palabras. En cuanto entras al Camino hay algo que te empuja a formar parte de ese peregrinaje. Ese gentío que te encuentras a tu paso es como una gran familia. Pasas de decir “buen Camino” a hablar con alguien como si te conocieras de toda la vida.

Cada uno lleva consigo sus creencias o sus razones. Yo lo vivo como algo realmente precioso y, aunque a veces el dolor sea insoportable y me haga dudar de si dejarlo o no, tengo la ayuda incondicional de mi alma gemela que no me deja ni un momento. Es el otro bastón en el que me apoyo para mantenerme de pie.

El Camino de Santiago en cinco etapas ha llegado a su fin.


Organiza tu viaje con Los viajes de Gulliver

Te dejamos a continuación varios enlaces con los cuales ganamos una pequeña comisión sin ningún gasto extra para ti. También puedes leer nuestra sección de consejos para informarte más sobre este punto.

Skyscanner – Vuelos baratos
Booking – Alojamiento económico (-15%)
Discover Cars – Alquiler de coche
IATI – Seguro de viajes 5% descuento
Civitatis – Tours y actividades en español
GuruWalk  – Guías gratis por el mundo
Holafly – Datos e internet en el extranjero
Revolut – Tarjeta sin comisiones con 10€ gratis
Anaya Touring y Trotamundos – Guías de viaje

Sigue leyendo


los viajes de gulliver te ayuda a planificar tu viaje

Somos Sergio y Mari Carmen. Nos encantan los grandes viajes y las escapadas. En Los viajes de Gulliver narramos nuestras experiencias para ayudar a planificar tu viaje. Suscríbete a nuestra newsletter y consigue un e-book gratuito.

Nuestro Instagram
los viajes de gulliver te ayuda a planificar tu viaje

Somos Sergio y Mari Carmen. Nos encantan los grandes viajes y las escapadas. En Los viajes de Gulliver narramos nuestras experiencias para ayudar a planificar tu viaje. Suscríbete a nuestra newsletter y consigue un e-book gratuito.

Nuestro Instagram

© 2023 Somos Mari Carmen y Sergio, una pareja apasionada por las escapadas que comparte sus vivencias y conocimientos para ayudarte a viajar por libre a tu próximo destino. En Los viajes de Gulliver encontrarás itinerarios personalizados, consejos de viaje, numerosos road trips y guías detalladas para aprovechar al máximo tu aventura. Somos miembros de Spain Travel Bloggers, la comunidad de bloggers de viajes más grande de España. Todos los derechos reservados.

Aviso legal y privacidad | Mapa del sitio | Contacta | Instagram | Twitter | Linktree